¿Qué vale un voto católico?

Los cristianos tenemos definidas nuestras opciones electorales tanto por la izquierda como por la derecha y el centro. Sin embargo, una característica común a todos nosotros es que supeditamos los principios cristianos a los intereses mundanos. ¿Como podremos votar en conciencia si no damos un valiente paso adelante?

Hay muchas similitudes entre la retención de un votante y la retención de un cliente. El político, como el vendedor, tiene que decidir qué característica diferencial ofrece al votante para que se incline por su oferta.

A partir de ahí, tiene que procurar que el citado votante (cliente) esté mucho tiempo vinculado con su idea, pues solo logrando esto conseguirá maximizar la relación. Eso sí, esta deberá ser una en la que ganen ambos, de lo contrario estará condenada al fracaso más pronto que tarde. Continuar leyendo “¿Qué vale un voto católico?”