Yo te condeno!!

Nos pasamos el día juzgando hechos y personas. Juzgamos tanto, que al acostarnos no nos quedan fuerzas para juzgarnos a nosotros mismos y desaprovechamos la oportunidad de buscar puntos de mejora.

Que manía!! Muchas días, mientras escucho las noticias de la mañana sobre casos de corrupción, me reprocho mi inclinación a condenar a políticos presuntamente corruptos por indicios. El gremio político lo pone fácil. Los indicios los “siembra” sutilmente el locutor de la emisora que tenga sintonizada en ese momento. La prensa va poniendo las indicaciones que nos llevan por el camino que ellos quieren y al final… condenado!!. Continuar leyendo “Yo te condeno!!”