Matan la Cruz!! Santiago y cierra España!!

Una conversación con José Eugenio Azpiroz (Ex-Presidente del PP en Vascongadas y ex-diputado del PP durante 22 años) y la lectura de un artículo que publicó sobre el nihilismo existente, me han invitado escribir esta alerta, no contra refugiados, sino contra la falta de exigencia de integración a los musulmanes. La opinión de un hombre de contrastada rectitud, me induce a pensar que estamos ciertamente anestesiados.

Con más de millón y medio de musulmanes en España y un partido político islámico preparado para entrar en liza, el buenismo de los políticos y la apatía social pueden hacer sucumbir los valores cristianos.

Breve apunte histórico

Antes de la invasión musulmana de la península, la tradición goda señalaba que la monarquía era electiva, no hereditaria. Cuando un rey fallecía, los nobles elegían otro.

Witiza murió en el año 710 dejando el trono a su hijo Agila, saltándose así la tradición electiva. Una facción de la nobleza, no contenta con esta imposición, se sublevó y nombró rey a un aristócrata, Don Rodrigo. El enfrentamiento estaba servido.

Durante la lucha, en la que cada contendiente controlaba una parte de la península, Agila tomó una decisión que resultaría determinante para la historia de España: Pidió ayuda a los musulmanes. En el año 711 entró Tarik, con 7000 hombres, por Gibraltar y se encajó a orillas del Guadalete (Puerto de Santa María).

Don Rodrigo organizó un gran ejército (incluidos witizianos  que se la jugarían después) y acudió presto a defender la plaza. Durante la batalla, los witizianos  se retiraron dejando desguarnecido al ejército hispano godo de Don Rodrigo y consumando el desastre, tal y como habían planeado. La conquista musulmana de la península estaba en marcha gracias a las rencillas entre hispanogodos y a una detestable traición.

Cuando los musulmanes expulsaron o sometieron a la totalidad de la población, un grupo de godos, astúres y cántabros atrincherados en Covadonga, comenzó la Reconquista que duró casi ocho siglos, y que se articuló enteramente en torno a una idea común: La Cruz de Cristo.

La España europea hoy

España, integrada en Europa, camina a la par que ella en las  cuestiones ideológicas que trata de imponer el Nuevo Orden Mundial.

Es un hecho histórico que los valores y cultura europea se articularon en torno a la Cruz. Esto se reflejó de manera especialmente nítida en España durante la Reconquista.

El cristianismo constituye la base de la cultura europea.

Hoy, estos valores consolidados durante siglos, están siendo objeto de un feroz ataque en bloque por parte de sectores de la sociedad empeñados en vaciar de contenido al ciudadano. Un ciudadano vacío es más fácil de manipular para implantar los postulados del Nuevo Orden Mundial. Quieren resetear la carga de valores cristianos por ser el principal obstáculo para sus intereses.

Del cristianismo a la cristianofobia

El pueril  invento de la Alianza de las Civilizaciones está en el origen de este mal. Trata de pudrir las raíces cristianas para hacer caer el árbol sociocultural de nuestra civilización más cercana y facilitar así la imposición del Nuevo Orden. Agila ha vuelto.

Hoy se dan increíbles facilidades a inmigrantes musulmanes para instalarse entre nosotros, pero no se les exige que compartan nuestra forma de vida. Al contrario, poco a poco van imponiendo sus costumbres mientras tratan de arrinconar las nuestras…y todo esto al amparo de “personalidades políticas” -de todos los signos- abducidas por el vacío existencial imperante. Francisco Contreras, Catedrático de Filosofía del Derecho, lo dice con claridad:

“Integrar no es lo mismo que hospedar (…) es asumir que existe algo (…) a lo que atribuimos tanto valor, que pedimos al que llega que lo respete, que lo aprecie, que lo comparta”

Aquí vienen y consiguen un nivel de vida muy superior al de sus países de origen, pero no están dispuestos a asumir nuestras normas de convivencia. Nuestros dirigentes, intencionadamente, las vacían de contenido y preparan el terreno para que seamos nosotros, en un  alarde de inocencia infantil, los que nos adaptemos a sus costumbres.

Exigen que no sirvan cerdo en los comedores escolares, pero, ¿que pasaría si los católicos exigieran que no pongan carne los viernes de Cuaresma? !!!

Es ciertamente preocupante que refugiados musulmanes obliguen a refugiados cristianos a rezar cinco veces con ellos y a las mujeres las obliguen a cubrirse. ¿Obligar a cristianos en tierra cristiana a adoptar costumbres musulmanas?…creo que esta vez no tendrá que entrar Tarik por Gibraltar con un ejército. Los países islámicos del Golfo no acogen refugiados musulmanes, sino que los mandan para acá a colonizar Europa…donde tienen a nuestros dirigentes “witizianos” como cómplices.

Hoy, los 20 millones de musulmanes que hay en Europa no tienen que preocuparse por la integración. La destrucción de raíces comunes por parte de la progresía, hará que no haya nada en lo que integrarse, no habrá tronco común. Al abogar por la laxitud moral desparece la exigencia que deriva de la rectitud y cada uno determina la libertad en función de lo que le apetece, con el único límite de la libertad del otro. Una interpretación tan amplia deja a la palabra “libertad” sin contenido real.

Y para empezar la Segunda Reconquista…

Al final, para iniciar la Segunda Reconquista hemos de tener claro lo que está pasando:

Descristianización de Europa. Desde todos los centros de poder nos están arrebatando nuestras raíces religiosas y culturales. Destruyen los valores que dieron lugar a nuestro modo de vida, nuestro arte, nuestra cultura…y nos tienen narcotizados para que no reaccionemos.

La destrucción de estos valores se sustituye por la nada. Cada cual se monta sus propias reglas según sus percepciones y caprichos. Se impone lo políticamente correcto, que vendrá determinado por los grupos de poder del momento.

No hay proyecto de integración posible. ¿Cómo integrar en la nada, en una desordenada variedad de intereses desestructurados? Solo es posible la integración en torno a un proyecto identitario común.

Esta vez la colonización excede a España y se extiende por otras Naciones europeas.

Necesitamos imperiosamente volver a una identidad común. Necesitamos unos principios y valores que orienten el navegar social por el agitado océano de la contemporaneidad.

Estos principios y valores deben ser los cristianos, sobre los que se cimentó Europa. Dependerá esto de que seamos capaces de salir de nuestros caparazones y exponernos a los embates del Nuevo Orden Mundial para defender lo nuestro. Dependerá de que no temamos integrarnos en la vida pública. Dependerá de que seamos capaces de detectar engaños y trampas en la forma de presentarnos algunas cosas, para ganar nuestra condescendencia.

¿Qué Europa, qué España, dejaremos a nuestros hijos? Debemos gratitud a las generaciones que lucharon por dejarnos la sociedad actual, pero también tenemos una obligación para con las generaciones venideras. Hay que poner en marcha la Segunda Reconquista.

Si quieren anular nuestras raíces, ¡¡Santiago y cierra España!!!. La yihad acecha.

En este vídeo se evalúa la ¿posible? integración musulmana.

PD: Si crees que debes apoyar la causa, difunde en tus redes sociales.

2 opiniones en “Matan la Cruz!! Santiago y cierra España!!”

  1. Muchas gracias Antón, raro es que no te hayan empezado a atacar por un artículo tan “políticamente incorrecto”. Desde mi punto de vista este problema se presta a diferentes interpretaciones morales, por un lado es cierto que debemos acoger a las personas que tienen que huir de países en guerra y que lo han perdido todo, pero se confunde eso con permitir que destruyan nuestra civilización. Yo no creo que haya que reconquistar, pero sí hay que expulsar sin miramientos al menor síntoma de islamismo o de falta de respeto a nuestros valores y tradiciones, que nos gusten o no son cristianas, al igual que nuestros valores.
    También pienso que se debe empezar por la educación, no sé que historia se enseña hoy en los colegios, ¿es que nadie se da cuenta que los valeres occidentales vienen del cristianismo?. ¿Es que nadie ve que ahora que se pierden es por la irrelevancia cada vez mayor del cristianismo?, estamos sustituyendo los valores cristianos por consumismo, comunismo, nacionalismo, socialismo, buenismo.
    Ya nada significa el Honor, ya no está mal visto mentir, de robar ni hablamos (no me refiero a los políticos, sino a todos, vender en B, engañar al seguro, llevarnos las toallas de un hotel, etc).

    1. Gracias Enrique. Evidentemente hemos de resolver la situación de los refugiados. Es humanidad y, como católicos (los que lo seamos),la orientación clara de SS el Papa Francisco. Probablemente si los países se pusieran a ello y no dependiera de sus intereses económicos, se aplicarían las soluciones en origen, para que no tuvieran que dejar sus países por causas de guerra y pobreza.El gran problema es que muchos utilizan esto para introducir el islamismo en occidente, y no hay filtros para evitar delincuentes y terroristas.
      En cuanto a la “reconquista”, no es más que una forma de decir que tenemos que recuperar los valores cristianos sobre los que se construyó nuestra sociedad occidental. La amenaza de islamización es real y los impulsores de una sociedad aconfesional lo apoyan con tal de destruir el cristianismo.
      Completamente de acuerdo con tu llamada a la educación para recuperar los valores que se están perdiendo.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *